EL ÚNICO ESTUDIO SOBRE LA CALIDAD PSICOMÉTRICA DEL TEST WARTEGG

CALIDAD PSICOMÉTRICA DEL TEST WARTEGG VERSION 16 CAMPOS, NUEVAS ESCALAS Y PUBLICACION DE RESULTADOS PARA LA APLICACIÓN E INTERPRETACION DEL TEST EN LA POBLACION COLOMBIANA.

OSCAR DAVID SANCHEZ FORERO

CARLOS PARDO ADAMES

Director

El test de completamiento del dibujo de Wartegg es un instrumento de evaluación que cuenta con una amplia utilización a nivel mundial principalmente en las áreas: organizacional, clínica y educativa. El instrumento que data de 1939 es utilizado actualmente con diversas metodologías y diversos enfoques pero carece de estudios de validación en la población Colombiana. En la presente investigación se presentan los antecedentes teóricos y empíricos del test totalmente desconocidos en Colombia, la discusión sobre si el test es un test proyectivo o un test basado en la ejecución, la teoría de la expresión psicomotora marco fundamental para el test y la historia tanto del autor como de la prueba alrededor del mundo así como la teoría de la personalidad propuesta por Wartegg.  Se  realizó  un  estudio  del  test,  en  la  versión  modificada de  16  campos, se generaron nuevas escalas de calificación para perfeccionar el proceso de análisis e interpretación y se llevó a cabo un proceso de análisis de los 16 factores que componen el instrumento basados en el modelo de Rasch de la TRI o Teoría de Respuesta al Ítem. El estudio es empírico cuantitativo instrumental y se realizó sobre una muestra de 200 estudiantes universitarios. Los datos obtenidos al utilizar la nueva escala permiten realizar el análisis general de los 16 factores, teniendo en cuenta los resultados de confiabilidad, desviación y análisis factorial.  De esta manera los factores CLA, DIM, ECO, ORI, PRE y SIM evaluados a la luz de los criterios anteriormente mencionados presentan datos que se ajustan al modelo. Los factores DIN, EMH, EMV, y ESP presentan adecuada confiabilidad pero la forma de calificación no permite un buen índice de discriminación. Por su parte los factores SOM, ITE, INT y CAM presentan baja confiabilidad, aunque muestran ser unidimensionales presentan un adecuado índice de discriminación. El factor SEC no es confiable. En las nuevas escalas se establecieron niveles, lo que permite calificar a cada evaluado en uno de tres niveles en cada factor de la prueba. El estudio ofrece bases para que en estudios futuros se perfeccionen las escalas y los resultados puedan ser verificados.

Palabras clave. Test, Teoría de respuesta al ítem, Validación, Evaluación.

ANTECEDENTES TEORICOS Y EMPIRICOS

La presente investigación presenta los fundamentos de las técnicas proyectivas entendidas estas como un método de estudio de la personalidad en el que al sujeto se le enfrenta con una situación a la que responderá según el sentido que esta situación tenga para él, y según lo que sienta durante esta respuesta. A través del tiempo, se ha evidenciado un animado debate sobre los métodos proyectivos en general, y varios argumentos de este debate también se aplican a la prueba de Wartegg. Según Lilienfeld, Gershon, Duke, Marino, y Waal (1999), los psicólogos académicos han criticado los métodos proyectivos por cuestiones de validez y confiabilidad. En el test, objeto del presente estudio, es posible que no estén constantemente presentes los elementos del concepto de proyección tales como: – carácter de inconsciencia de las proyecciones, – función de defensa del yo y – reducción de la tensión psíquica. De esta manera, Rodríguez (2007) revela como algunos autores han sustituido el término proyectivo por otros; como por ejemplo Cattell que le denomina Test de dinamismo, o White que le denomina Test de producciones imaginativas.

Bell, expresa que en estos tests el sujeto exterioriza su personalidad, sin modificarla, en un comportamiento que puede estudiarse. Eysenck llama a estos test como no estructurados.

Respecto a la Teoría de la Expresión Psicomotora, Takala, (1963) presenta algunas consideraciones teóricas y metodológicas respecto a la expresión psicomotora y el estudio de la  personalidad. En  su  trabajo experimental evidencia un  intento por  clasificar las técnicas psicomotoras y expresivas sobre la base de la cantidad y la calidad de los procesos implicados en la ejecución. Revela cómo las variables psicomotoras están presentes en diferentes tipos de técnicas y hace sugerencias para un estudio experimental de las técnicas psicomotoras y expresivas. Ya Allport y Vernon (1933) han señalado que, en principio, todos  los  patrones  de  movimiento  se  pueden  dividir  en  dos  partes,  un  componente adaptativo y un componente expresivo. La parte expresiva del patrón de movimiento se manifiesta en las características individuales de ejecución. Estas categorizaciones muy generales y las conclusiones basadas en ellos han sido cuidadosamente analizadas por Richter (1956, 1957) y Gottschaldkt (1956).

Varias investigaciones (por ejemplo, Eysenck (1947), (1952); Mira, (1951); Himmelweit & Petrie, (1951); Takala y Hakkarainen, (1953); Eysenck, (1956) han demostrado que las pruebas psicomotoras simples pueden ser desarrolladas y pueden ser utilizadas como medidas de personalidad. Además, se ha demostrado que las reacciones simples sensorio motoras y los movimientos más complejos no siempre pueden ser considerados como categorías mutuamente excluyentes de las funciones psicomotoras, ya que tienen características comunes. A pesar de varios análisis como por ejemplo: Brandt, (1954); Schmidt, (1956); Helm, (1959); Gottschaldt, (1962) citados por Takala, 1963., sobre los movimientos expresivos el avance ha sido muy lento. Por otra parte, algunos enfoques recientes, como por ejemplo: Puente y Viñals (2010) han demostrado que existen suficientes posibilidades para el trabajo fecundo de experimentación de los movimientos expresivos.

La investigación presenta la historia del test y del autor debido a que la biografía de Wartegg no está ni suficiente ni ampliamente documentada en la literatura. La primera publicación sobre la prueba del dibujo de Wartegg, y su modelo de personalidad fue publicada en 1939 con el nombre de “Gestaltung und Charakter” (El dibujo y el carácter). En 1952 le siguió la obra: “Schichtdiagnostik” (Diagnóstico diferencial), la Interpretación del diseño gráfico y el proyecto de una tipología del carácter. La principal tesis de Wartegg describe cómo el proceso de elaboración del dibujo es diferente para las personas tipo G, E, y GE y qué cada dibujo es típico para cada tipo de personalidad. Wartegg reconoció que para el uso de la psicología aplicada, era necesario un análisis más detallado sobre la tipología  de  la  personalidad,  y  por  tanto  ideó,  un  esquema  de  cuatro  dimensiones compuesto por las más tradicionalmente reconocidas funciones básicas: la emoción, la imaginación, la inteligencia, y la actividad (Wartegg, 1939, pp.254 -256).

Según Rovainen (2006) y Grønnerød (2011), los Abstracts PsycInfo muestran un total de 88 estudios sobre el test Wartegg. De estos, uno (1) es de la década de 1930, Tres (3) son de la década de 1940, treinta y tres (33) son de la década de 1950, diecinueve (19) son de la década de 1960, catorce (14) son de la década de 1970, y dieciséis (16) corresponden al período comprendido entre 1981 – 2006. Estas cifras muestran que ha habido muy poca investigación sobre el test Wartegg, y el apogeo de su interés estaba en la década de 1950.

Las principales investigaciones publicadas corresponden a: Gronnerod, (2011) quien de 507 referencias resalta 37 investigaciones sobre las cuales fue posible hacer un metanálisis para evaluar la fiabilidad y validez del test en su versión original de ocho campos. Lossen y Schott (1952) quienes desarrollan un trabajo respecto a la organización y dinámica en el desarrollo de la prueba y publican un método de evaluación que “debía permitir interpretar la prueba en términos de análisis de desarrollo sobre una base objetiva estadística” (1952, p. 5). Renner (1953), que utiliza el Wartegg en el servicio de orientación infantil  y  presta  especial  atención al  análisis  grafológico de  la  pruebas  de  dibujo  de Wartegg, es decir, inclinándose hacia el tipo de evaluación formal y su importancia en la evaluación del carácter. Ave-Lallemant (2001) quien se declara partidaria de la evaluación combinada del Wartegg de interpretación de las imágenes y la interpretación grafonómica. Klauser (2006), mantiene una aproximación fenomenológica al Wartegg y considera como otros  autores,  las  cualidades  perceptivas  del  estímulo,  el  carácter  formal,  el  orden (sucesión), la forma de la solución, los contenidos (forma, lugar, imagen, sentido) y el nivel de análisis de la grafología. Justin Seitz (2003), quien desarrollo un procedimiento de evaluación psicométrica del test utilizado en orientación profesional. Guggenbühl (2007), asume el análisis de la prueba realizando una evaluación de las variables tales como: Contenido, lugar o secuencias posibles, movimiento, formas de solución, carácter de invitación y tipo de título. Los resultados permiten establecer nuevas escalas estándar a la vez que permitan evidenciar el análisis diferenciado de género.

Una verificación experimental realizada por Kinget, se concentró en la tarea de descubrir por separado los correlatos psicológicos de cada una de las variables gráficas, teniendo en cuenta las características de contenido y ejecución. Esta operación arrojó considerable luz sobre el significado de las diferencias individuales y, por lo tanto, contribuyó apreciablemente a afinar el test como instrumento diagnóstico. El carácter múltiple del criterio utilizado por Kinget otorga especial solidez a la validación del test Wartegg.

Crisi examinó alrededor de 20.000 sujetos a través de la administración del test y, en casi, 1.500 casos, combinó el Wartegg con el test de Rorschach. La eficacia del instrumento  ha  sido  verificada  a  través  de  una  serie  de  estudios.  Uno  de  los  más importantes (conducta de la marina de guerra italiana, 1999) ha realizado una confrontación entre los datos elaborados a través del Wartegg y los datos surgidos de tests usados por la marina de guerra, en el examen de ingreso a la academia naval de Livorno. En este estudio se ha encontrado una concordancia del 86,4 % entre los datos del Wartegg y los del MMPI2 y los del Guilford-Zimmermann. Otros estudios han hallado una concordancia muy alta (Interscorer Agreement) entre evaluadores expertos (k=0, 91). Biedma y D´Alfonso (1960), luego de experimentar durante 15 años la aplicación del test de Wartegg, con 2.812 casos, descubren principios y fundamentos que les permite iniciar una novedosa formulación de la prueba asegurando la validez de su trabajo mediante la confrontación de los resultados con otras pruebas análogas.

Sobre la  teoría de respuesta al  ítem, Pardo (1998a), presenta los  aspectos que pueden considerarse las principales debilidades de la Teoría Clásica de los Test que se convierten en serias limitaciones para la medición de atributos; entre estas resalta la dependencia de estadísticas de ítems y evaluados de la muestra de examinados y de preguntas respectivamente, la limitación de comparación de evaluados a solamente el caso en que se utiliza el mismo test o una forma paralela, la definición de confiabilidad en términos de las formas paralelas de un test y la presunción que el error de medición es el mismo para todos los examinados. Ya desde 1916 con los planteamientos de Binet, Simon al relacionar los niveles de ejecución con una variable independiente, Pardo (1998b) se establecen  las  bases  para  el  desarrollo  de  la  Teoría  de  Respuesta  al  Ítem,  cuyos fundamentos estadísticos y teóricos los proponen Frederick Lord con su tesis doctoral de 1952 y Birnbaum en 1957. Decididamente, esta perspectiva teórica (TRI) ha superado las dificultades de la Teoría Clásica de los Test. Como lo menciona Pardo (1998a), la psicometría ha avanzado hacia un nuevo postulado de medición: la Teoría Respuesta al Item (TRI), que plantea: a) el desempeño de una persona en un test puede predecirse, por su habilidad y b) la relación entre el desempeño del examinado y las habilidades que lo soportan se describe por una función monotónicamente creciente llamada Curva Característica del Ítem. (CCI).

Según Wright, como se cita en Pardo (1998a) el análisis por el modelo de RASCH construye  mediciones  lineales  de  la  habilidad  de  las  personas  y  la  dificultad  de  las preguntas, al mismo tiempo que establece índices de la precisión y exactitud de la medición (ajuste).  Este  modelo  especifica  que  cada  respuesta  útil  en  una  prueba  surge  de  la interacción probabilística lineal entre la medida de la habilidad de una persona y la medida de la dificultad de una pregunta. Una forma simple de expresar este modelo es: log probabilidad de éxito = habilidad de la persona probabilidad de fracaso dificultad de la pregunta.

LA INVESTIGACION EN COLOMBIA

La presente investigación sobre el test Wartegg 16 campos tiene en consideración la versión anterior del test de 8 campos como un instrumento de evaluación de personalidad de amplia utilización a nivel mundial, con diversas metodologías y diversos enfoques pero careciendo de estudios actuales y juiciosos de validación. El test en sus dos versiones presenta diversos usos, principalmente en las áreas: organizacional, clínica y educativa.

En Colombia, según Castrillón (2004) el Wartegg es un instrumento de amplia utilización, principalmente en procesos de selección de personal. A la fecha, en Colombia se encuentran instituciones académicas y empresas privadas dedicadas a la capacitación sobre el test en sus versiones de 8 y 16 campos, con diferentes enfoques y metodologías sobre el manejo e interpretación (Ver: Universidad Javeriana sedes de Bogotá y Cali, Psea Consultores, Consultores de Cali, Celcolp, Telma de Moraes,  entre otras). A nivel de clínica como las de: López (2007), que realiza una caracterización del desarrollo psicoafectivo  en  niños  y  niñas;  los  estudios  de  Wiesner  (2007)   quien  investiga determinantes psicológicos, clínicos y sociales del diagnóstico temprano de cáncer. Méndez (2008), quienes evalúan las características psicoafectivas en mujeres diagnosticadas con cáncer de mama, así como Zabarain, (2009), quien investiga las Implicaciones del Bullying o maltrato entre pares en el desarrollo psicoafectivo de niños y niñas en etapa de latencia. En el contexto organizacional se encuentra la evaluación realizada por Perilla, (2009) sobre liderazgo por competencias en estudiantes de administración de empresas. Respecto a los diversos métodos de evaluación, un hecho importante a tener en cuenta es considerar que la prueba Wartegg se evalúa de manera diferente según el contexto de enfoques diferentes. Según Guggentahl (2007) entre 1950 y 1960, ganó en importancia la interpretación fenomenológica sobre los procedimientos importantes o métodos objetivos de análisis gráfico.

A pesar de los ejercicios de validación citados, la validez del Wartegg ha sido cuestionada por autores como Tamminen y Lindeman (2000). Roivainen (2006) expresa que existen muy pocos estudios para la validez, y los resultados de los que se han realizado no son concluyentes. Además afirma que los antecedentes históricos del test no se conocen bien, lo que ha llevado a la especulación. Desde el punto de vista psicométrico, la situación de estos métodos es el mismo en Alemania, Brasil y Finlandia, y en los manuales de la prueba no se ha encontrado validación empírica, y los métodos se basan en la intuición y la experiencia de los clínicos como lo señaló la comisión alemana en 2004.

Souza, Primi y Koich (2007) concluyeron que el Wartegg todavía no cumple los requisitos de la comisión brasilera (CFP) de validación de pruebas. El estudio presenta resultados que evidencian pocas correlaciones significativas con otros instrumentos utilizados con frecuencia en selección de personal. En Colombia, Castrillón (2004), expresa que son pocos los estudios que se conocen para su validación, ignorándose así la validez, la confiabilidad, la sensibilidad y especificidad, y observa con preocupación la utilización de esta  prueba,  pues  se  deja  los  resultados  a  la  libre  interpretación  de  quien  observa, minándose su capacidad de discriminación debido a la subjetividad del evaluador ,particularmente en Colombia ha tenido esta versión. Serproint S.A.S (2010), en una investigación no publicada reporta el interés creciente de los psicólogos, quienes laboran en el área organizacional principalmente, por ser capacitados y querer utilizar este instrumento dentro de los procesos de selección de personal. Recientemente Gronnerod (2011) realizó una revisión de la literatura y un meta análisis sobre la fiabilidad y validez del test con 37 estudios en los que se utilizó el test de Wartegg en su versión original de 8 campos, pero a la fecha no se encuentra ningún estudio de validación de la versión de 16 campos, exceptuando uno citado por López (1973).

Es necesario investigar sobre el Wartegg, identificar los fundamentos teóricos, el rigor metodológico y los criterios de validación, queriendo evitar como en la versión inicial de 8 campos, un uso indiscriminado y la generación de interpretaciones vagas e incluso tendientes a predicciones de tipo no psicológico que le restan su valor y desvían por completo su objetivo e incluso faltan a lo exigido en el marco legal colombiano en la ley 58 de diciembre de 1983 (derogada por la ley 1090 de 2006 que dicta el código Deontológico y Bioético) en donde se determina con claridad el rol del psicólogo y orienta respecto a su quehacer ético y profesional frente al uso de test y pruebas psicológicas.

De esta manera, reconocida la importancia y uso del instrumento así como las diversas metodologías y enfoques y por supuesto el impacto que tiene en relación con los procesos de toma decisión, de diagnóstico o de asesoramiento profesional realizados a partir de los resultados de la aplicación del instrumento, y destacando la falta de rigor y de estudios claros, juiciosos y controlados frente a la versión modificada de 16 campos, de reciente incursión en Colombia surge el interés por realizar un proceso que permita hacer frente a la pregunta formulada por Evers, citada por Pardo (1998a): ¿Cómo podemos saber si las inferencias que hacemos a partir de los resultados de un proceso de evaluación, son acertadas?. La validez es la consideración más importante en el desarrollo y evaluación de instrumentos (test), y teniendo en cuenta la época para la cual se realizó la investigación de la obra en cuestión, así como los criterios de validez que aducen los autores, el propósito entonces es asumir una visión moderna y más completa de este proceso. Por ende se pretende realizar un estudio psicométrico de la prueba con base en el modelo de Rasch de la Teoría de Respuesta al Ítem. Dicho estudio permitirá realizar un análisis de la confiabilidad que incluya el análisis de los ítems que son valorados y el análisis de las dimensiones o factores que están siendo evaluados. Además el estudio permitirá generar las escalas de calificación que desde la teoría de respuesta el ítem permitan lograr establecer puntos de corte   y   perfeccionar   el   proceso   de   interpretación  de   resultados   de   uso   clínico, organizacional o más, resultando en un manual de aplicación e interpretación.

Tal y como expresan García y Magaz (2011), todo profesional que desempeñe tareas de evaluación diagnóstica se ve en la necesidad de valorar los tests psicométricos de que dispone en el mercado profesional con la finalidad de seleccionar aquéllos que cumplan los mejores criterios para el uso al que les destina. Por ello, tanto el profesional con experiencia, como el novato, necesitan disponer de conocimientos prácticos, sencillos y rápidos para valorar la mayor o menor adecuación, a su desempeño profesional, de tests clásicos y nuevos. De igual manera expresa que la población a la que se presta un servicio cree que se emplean los mejores y más actuales métodos e instrumentos para llevar a cabo el trabajo con la mayor eficacia posible, desconociendo que la realidad es diferente: posiblemente más del 75% de los recursos conceptuales, instrumentales y metodológicos que se emplean en la evaluación tienen más de 30 años de antigüedad. Ahora bien, ¿qué sentido tiene que en la actualidad, a punto de entrar en el segundo decenio del siglo XXI, se sigan empleando algunos instrumentos de escasa calidad psicométrica, de base conceptual superada o falsada por la experiencia, sin validación empírica alguna, con contenidos inadecuados para la realidad social actual, mal o escasamente baremados con la población. Los usuarios de los servicios, expresa el autor, esperan y se merecen recibir la mejor asistencia profesional posible, algo a lo que además nos obliga el Código Deontológico del Psicólogo. Las personas que reciben ayuda de un profesional de la Psicología o de la Educación esperan siempre recibir la mejor respuesta posible. Elegir un instrumento psicométrico con las mejores cualidades de validez (de contenido/constructo), fiabilidad y baremación poblacional es una cuestión deontológica y más aún “de conciencia”. Las Facultades de Psicología y los Colegios Oficiales de Psicólogos tienen un elevado grado de responsabilidad en la difusión de este tipo de actitudes y valores en cada nueva promoción de profesionales.

Ahora bien, el estudio de los test de personalidad con base en modelos como el de  Rasch, utilizado en pocas ocasiones, ha contribuido a fortalecer el análisis técnico de las pruebas con miras mejorar su calidad o a proporcionar nueva información con miras a los resultados que proporcionan. Es el caso de investigaciones como las de Fowler y Bramble quienes analizaron el High School Personality Questionnaire (HSPQ) o como Hong  y Wong quienes utilizaron el Modelos de Rasch de crédito parcial para el análisis de datos, o como Chung, (1998), quien analiza la estructura dimensional de una prueba de depresión.

Se confirman varios de los supuestos de las pruebas pero con la metodología del Modelo de Rasch. De alguna manera estos estudios contribuyen a pensar que la Teoría General de la Medición de la psicología es una sola e integrada que permite analizar diversos instrumentos con marcos de referencia fuertes analíticos (TRI o TCT) y marcos fuertes de referencia como los estándares de pruebas psicológicas de la APA. Lo anterior lleva a pensar que el análisis del test Wartegg con el Modelo de Rasch no es impertinente, por  el  contrario  puede  llevar  a  mostrarnos  potencialidades  no  descubiertas  hasta  el momento.

 INVESTIGACION.

Objetivo.

El presente trabajo se inscribe dentro del grupo de Estudios Empírico Cuantitativos y específicamente, siguiendo a Gibbons, Flores y Mónico (2004), Montero y Alonso (1992b), Servera y Cardo, (2006) es un Estudio Instrumental, encaminado al estudio de las propiedades psicométricas del test Wartegg versión 16 campos de Carlos Biedma y Pedro G. D´Alfonso.  Para llevar a cabo el cometido que consiste en la verificación de la calidad psicométrica del test, se utiliza el modelo de Rasch de la Teoría de Respuesta al Ítem, cuyos fundamentos se presentan en el marco teórico del presente trabajo.

Participantes.

Para el desarrollo del presente trabajo se realizó el proceso de aplicación del instrumento a una muestra de 200 sujetos, hombres y mujeres, estudiantes universitarios. El tamaño de la muestra responde a las exigencias propias del modelo en orden a generar estimaciones estables. De acuerdo con Linacre (1994) el tamaño mínimo para estimaciones estables con el software Facets y sesgos despreciables, es de 150 personas, con un intervalo de la muestra para la calibración cumple con este criterio.

 La técnica de muestreo utilizada corresponde a la denominada muestreo de conveniencia (Ross, 2005; Cousins, 2007), no aleatoria, debido a la accesibilidad de los evaluados para lograr la participación.

Variables:

Del Test: Factores psicográficos de evaluación: Compuestos por los factores de Expresion, Integración y Comportamiento, los cuales se califican en una escala numérica ordenada.

Factores  de  Expresión:  Corresponde  a  la  exteriorización de  trazos  particulares realizados por los sujetos al momento de elaborar los dibujos. Incluye la evaluación de la frecuencia  e  intensidad  de  los  siguientes  aspectos  psicográficos:  Claridad  (CLA), Dimensión (DIM), Dinamismo (DIN), Emplazamiento Horizontal (EMH), Emplazamiento Vertical (EMV), Economía Espacial (ECO), Espesor (ESP), Presión (PRE), Simplificación Esquemática (SIM), Sombras (SOM), Originalidad (ORI), Iteractividad (ITE). Cada uno de estos factores se evalúa en cada uno de los 16 campos que componen la prueba. La evaluación correlaciona con el uso frecuente y preferencial de las modalidades expresivas. Factores de Integración: Se refiere a los elementos gráficos, con valor arquetípico, a los que recurre  el  sujeto  para  completar  cada  uno  de  los  dibujos.  La  evaluación  incluye  la predominancia de estos elementos gráficos básicos en el desarrollo del dibujo: (1) Punto, (2) Recta, (3) Angulo y (4) Curva, en cada uno de los 16 campos que componen la prueba.

Factores de Comportamiento: Corresponden a la evaluación de la modalidad de resolución de problemas perceptivos frente a cada uno de los ítems gráficos con cualidades gestálticas y arquetípicas definidas y diversas para cada campo que compone la prueba y que proporciona una muestra de cómo puede ser la forma en que el sujeto se enfrenta a las tareas en el mundo real. Siguiendo la metodología de los autores, se han determinado tres tipos de respuesta general para cada uno de los 16 campos que componen la prueba. El análisis se ciñe a las grandes líneas que completan el tema inicial. Los factores de comportamiento se identifican por tres letras y un numero así: de CAM 01 hasta CAM 16, siendo CAM01 el campo número 1 del test y CAM16 el campo 16 del test) dibujado en los primero lugares (Primer o segundo lugar) de cada hoja, o aplazamiento (campo elegido para ser dibujado en los últimos lugares (Séptimo u Octavo lugar) de cada hoja. Los demás campos no incluidos corresponden a la variable de secuencia: Medio.

El análisis de la información producida por el software se hizo en el marco del Modelo de Rasch de Facetas. La producción de resultados en un proceso evaluativo, como el actual de personalidad, supera la complejidad de los procesos de medición en otras disciplinas o campos de la psicología ya que involucra diversos elementos que afectan el proceso en su totalidad.

En el Wartegg 16 campos, se califican 4 categorías compuestas por los 3 factores de expresión, integración y comportamiento y la secuencia. El factor de expresión tiene 12 aspectos, el de integración 1, el de comportamiento 17 y la secuencia 1, para un total de 31 aspectos evaluados para cada campo. Cada uno de estos 31 aspectos es un ítem de la prueba que recibe una calificación independiente de cualquier otro aspecto evaluado. En este caso, el total de ítems es de 496, 31 por cada uno de los 16 campos. El caso del presente estudio coincide  con  la  forma  de  valoración de  categoría adyacente  en  donde  las  respuestas posibles de los evaluados, a cada ítem, tienen una escala de valoración propia (cada ítem tiene su propia escala de valoración). A estos modelos se les conoce con el nombre de Modelos de Crédito Parcial (MCP).

Para cada ítem y para la prueba total y sus subpruebas se generaron los siguientes indicadores (Linacre, 2011a):

Severidad / Indulgencia. Indica el grado de severidad (valor alto, mayor a cero) o indulgencia (valor bajo, menor a cero) de cada calificador.

Ajuste Próximo y Lejano (INFIT Y OUTFIT). Indica la correspondencia entre la severidad / indulgencia del calificador y el modelo utilizado (Rasch de facetas). Según Linacre (2011ª los valores inferiores a 1.00 indican falta de independencia del calificador y los valores superiores a 1.00 indican alta variación en las calificaciones, siendo aceptables valores entre 0.5 y 1.5

Consistencia. Indica el grado en el cual un calificador trabaja de la misma manera a lo largo del proceso. Se espera un valor alto y positivo: superior o igual a 0.30. indican que el calificador discrimina mucho a los evaluados de alta o baja habilidad; valores inferiores a 1.00 indican que el calificador discrimina poco a los evaluados de alta o baja habilidad (Linacre 2011a).

Sesgos en la Relación Calificador – Ítem. Tendencia del calificador a asignar mayor valor  a  las  respuestas  de  una  pregunta  (valor  positivo  en  el  sesgo)  o  tendencia  del calificador  a  asignar  menor  valor  a  las  respuestas  de  una  pregunta  específica  (valor negativo en el sesgo). Se produce un valor para las relaciones entre el calificador y cada uno  de  los  ítems  calificados.  Este  valor  indica  el  Funcionamiento  Diferencial  del Calificador (FDC). Se espera que el valor sea superior a -1.96 e inferior a 1.96. Confiabilidad Calificadores. Se producen los índices de separación, Alpha de Cronbach y acuerdos entre evaluadores. Linacre (2011a) menciona que los indicadores para los ítems son:

Dificultad. Corresponde a la medida de la faceta pregunta o ítem en el modelo. Indica el grado de dificultad (valor alto) o facilidad (valor bajo) de cada ítem.

Ajuste Próximo y Lejano. Indica la correspondencia entre un grupo de datos y el modelo estadístico utilizado para representarlos. Los valores muy inferiores a 1 indican dependencia de los datos (paradoja de atenuación); valores superiores a 1 indican ruido en la información; valores superiores a 2 indican que el ruido es mayor que la información útil. Como en el caso anterior, son valores aceptables los que se encuentren entre 0.5 y 1.5.

Consistencia. Es la versión del modelo de facetas de la correlación punto biserial. Indica el grado en el cual el nivel de respuesta observado en una categoría corresponde con el nivel del conjunto de categorías. Se espera un valor alto y positivo: superior o igual a 0.20.

Discriminación. Corresponde al poder de un ítem para diferenciar a los estudiantes evaluados en distintos niveles de habilidad frente a un constructo medido (ETS, 2000). Grado en el cual los niveles observados en un ítem varían en relación con el nivel de habilidad. El software utilizado calcula cuál sería la discriminación de un ítem si esta se hubiera parametrizado. El valor esperado es 1.00.

CLA-Claridad, DIM-Dimensión, DIN-Dinamismo, ECO-Economía Espacial, ESP-Espesor, PRE-Presión, SOM-Sombras, ORI-Originalidad, SIM-Simplificación Esquemática e ITE- Iteractividad. Se continúa con las mismas categorías propuestas por los actores de la versión de

16 campos para los factores INT- Integración, CAM-Comportamiento, SEC-Secuencia, EMH- Emplazamiento Horizontal y EMV-Emplazamiento Vertical; para estos dos últimos factores se propone mejorar las guías de calificación

Los datos de análisis general de los factores que se muestran en la tabla No. 1 permiten realizar el análisis teniendo en cuenta los resultados de confiabilidad vista desde el punto de vista del modelo de Rasch, es decir la separación,, desviación estándar y análisis factorial, para cada uno de los 15 factores y teniendo en cuenta los datos obtenidos al utilizar la nueva escala.

Tabla 1.

FACTOR CONFIABILIDAD DESVIACION A.FACTORIAL
CLA

3.07

1.69

2.1

DIM

2.91

1.63

1.9

DIN

1.71

.86

1.6

EMH

1.72

.73

1.7

EMV

1.66

.87

1.6

ECO

2.48

1.10

1.9

ESP

2.20

.94

1.8

SOM

.91

1.45

1.6

ORI

2.24

1.48

2.1

PRE

1.16

3,19

2.0

SIM

2.60

2.25

2.0

ITE

.00

1.88

1.7

INT

1.06

.52

1.4

CAM

.30

.42

1.9

SEC

.00

.02

2.6

Los factores CLA, DIM, ECO, ORI, SIM evaluados a la luz de los criterios anteriormente mencionados presentan datos que se ajustan al modelo. Los factores DIN, EMH, EMV,  EMV  y  ESP  presentan  adecuada  confiabilidad  pero  la  forma  de  calificación  está haciendo que las personas den más o menos los mismos resultados y no permiten un buen índice de discriminación. Por su parte los factores SOM,   INT Y CAM presentan baja confiabilidad, aunque muestran ser unidimensionales presentan un adecuado índice de discriminación.  Tanto  el  factor  SEC  como  el  factor  ITE  presentan  una  confiabilidad  por separación de 0.00 lo que indica que debe investigarse con mayor detalle para determinar la causa.

 Diseño de Nuevas Escalas

En el diseño de las nuevas escalas se tuvo en cuenta que los niveles en ellas reportados fueran, de alguna manera, comparables entre sí, es decir que la cantidad de niveles y su definición fuera semejante para todas las escalas. Se decidió, para conservar coherencia con la prueba, que los nuevos resultados se expresaran en forma de niveles con dos características: que fueran inclusivos y jerárquicos, es decir que a mayor nivel mejor desempeño jerárquico y que si se alcanza el nivel 2, es porque se ha sobrepasado el nivel 1 (inclusivos).

Para el establecimiento de los puntos de corte se utilizó el criterio del error de medición de la escala logit que produce el software Winsteps. En este sentido, se tomó el valor de la escala en logits y se estableció el primer punto de corte en el punto de la escala que corresponde a la distancia de un error de medición a partir del promedio de la escala (cero logits) hacia abajo y el segundo punto de corte a la distancia de un error de medición a partir del promedio (cero logits) hacia arriba. Esto quiere decir que en total se establecieron 3 niveles en todas las escalas, el nivel 1 es el que corresponde a los valores logit  inferiores  al  punto  de  corte  por  debajo  del  promedio  de  la  escala,  el  nivel  2 corresponde a todos los valores entre el punto de corte por debajo y el punto de corte por encima y el nivel 3 a los valores en la escala logit con valores por encima del segundo punto de corte.

Los valores de los errores de medición se encuentran en la tabla 2. Tabla 2.

PRUEBA ERROR
CAM 0.3846
CLA 0.4446
DIM 0.4682

DIN

0.3419
ECO 0.379
EMH 0.2545
EMV 0.276

ESP

0.3338

INT

0.325

ITE

2.4435

ORI

0.5275

PRE

1.5108

SEC

0.3857

SIM

0.6119
SOM 0.8687

Lo anterior permite calificar a cada evaluado en cada factor de la prueba en uno de tres niveles. Como ejemplo en la figura 1 aparecen los evaluados con el mayor y el menor resultado.

Discusión

El presente trabajo logra presentar sobre el Test Wartegg versión 16 campos, los fundamentos teóricos, el rigor metodológico y los criterios de validación, queriendo evitar como en la versión inicial de 8 campos, un uso indiscriminado y la generación de interpretaciones vagas e incluso tendientes a predicciones de tipo no psicológico que le restan su valor y desvían por completo su objetivo e incluso faltan a lo exigido en el marco legal Colombiana en donde se determina con claridad el rol del psicólogo y orienta respecto a su quehacer ético y profesional frente al uso de test y pruebas psicológicas.

De esta manera, como un gran aporte, en este trabajo se presentan los antecedentes teóricos y empíricos del test totalmente desconocidos en Colombia, la discusión sobre si el test es un test proyectivo o un test basado en la ejecución, la teoría de la expresión psicomotora marco fundamental para el test y la historia tanto del autor como de la prueba alrededor del mundo así como la teoría de la personalidad propuesta por Wartegg permite evidenciar los esfuerzos de los autores Carlos Biedma y Pedro D´Alfonso así como de Mariam Kinget quien realizó el primer intento de validación para lograr criterios de calificación más rigurosos.

La nueva escala de calificación propuesta para los factores que componen la prueba alcanzan resultados satisfactorios aunque se deben ampliar y perfeccionar para algunos factores  y  sobre  los  cuales  no  se  propuso  ajuste  alguno  en  el  presente  trabajo.  Los resultados en los factores SOM, ITE y PRE pueden presentar un mayor nivel de confiabilidad y ajuste toda vez que en diversas investigaciones ya citadas funcionan bien con poblaciones que presentan ciertos cuadros clínicos. Lo anterior invita a realizar nuevas investigaciones con población específica.

El presente estudio indica, como ya fue presentado en los estudios de Silva (2004) y Ramon (2006) en Brasil, que existe una clara relación entre la precisión de los resultados y el dominio y conocimiento que el profesional posea sobre los criterios de calificación usados principalmente en lo que se refiere a la clasificación e interpretación de los datos. Tal como afirman Van Kolck (1984) y Alves (2006) se debe tener en cuenta la experiencia del psicólogo con miras a alcanzar mejores resultados al momento de abordar el test Wartegg como herramienta de evaluación, dicha experiencia se convierte entonces en un factor importante en el proceso de evaluación, aunque no es el único criterio.

El presente estudio busca ofrecer parámetros claros de evaluación que permitan un alto grado de concordancia entre los evaluadores tal como lo revela Villemor – Amaral (2006), quienes expresan que para ampliar la gama de indicadores de validez es preciso crear sistemas de análisis que garanticen la precisión entre evaluadores. De esta manera, los psicólogos deben esforzarse para crear criterios objetivos que puedan ser utilizados de manera más amplia y uniforme, coincidiendo con las afirmaciones de Primi, Miguel, Couto & Muniz (2007). Lo anterior exige entonces que los evaluadores deben someterse a un suficiente entrenamiento, tal como frente al test Wartegg ya lo sugirieran Boccato y otros (2010).

Finalmente podemos afirmar, realizando los ajustes arriba mencionados, que la aplicación del método de Rasch para evaluar la calidad del test de completamiento de dibujos o  test Wartegg, además de  servir para poder mejorar el  instrumento, permite realizar una evaluación más confiable de las personas evaluadas.

REFERENCIAS

 Alves, I. C. B. (2006). Considerações sobre a validade e precisão nas técnicas projetivas.

Em:     A. P. P. Noronha, A. A. A. Santos & F. F. Sisto (Orgs.), Facetas do fazer em avaliação psicológica (pp.173-190). São Paulo: Vetor.

Allport, G. W. & Vernon, P. E. (1933): Studies in expressive movements. New York: Macmilan.

Amelang, M. & Schmidt-Atzert, L: (2006). Psychologische Diagnostik und Intervention. (4.,vollständig überarbeitete und erweiterte Auflage) Heidelberg: Springer.

APA. 2000: Standars for psychological and educational measurement. Washington.

Ash, M.G. (1998): Gestalt Psychology in German Culture, 1890- 1967: Holism and the

Quest for Objectivity. New York: Cambridge University Press.

Avé-Lallement, U.(1994): Der Wartegg-Zeichentest in der Lebensberatung (The Wartegg drawing test in counseling). München: Reinhardt.

Ave´-Lallemant,  U.  (2001).  El  test  de  dibujos  Wartegg:  Su  aplicación  en  niños, adolescentes y adultos [The Wartegg Drawing Completion Test: Its application on children, adolescents and adults]. Buenos Aires, Argentina: Lasra Ediciones.

Ave´-Lallemant, U., Vetter, A., Ben-Asa, M., & Ari’an-Gafni, T. (2002). Mivhan Varteg: Keli le-ivhun ve-yi’uts [The Wartegg Test: An instrument for diagnostics and counseling]. Jerusalem, Israel: Keter.

Bernhardt, H. (2000): Mit Sigmund Freud und Iwan Petrowitsch Pawlow im Kalten Krieg

(With Sigmund Freud and Ivan Petrovich Pavlov in the cold war], in Bernhardt, H.

& Lockot, R.(eds.): Mit Ohne Freud. Zur Geschichte der Psychoanalyse in Ostdeutschland (With Without Freud. The history of psychoanalysis in Eastern Germany), 172-204. Giessen: Psychosozial-Verlag.

Bianchi, F.,  Crisi, A.,  Di  Renzo, M.  (1993:  Il  test di  Wartegg nell’età evolutiva. Un contributo psicodiagnóstico allo studio clinico Della balbuzie, della sordità e dei disturbi  dell’apprendimento.  [El  test  de  Wartegg  en  la  edad  evolutiva.  Una contribución psicodiagnóstico al estudio clínico de la sordera y de los disturbios del aprendizaje]. Roma, Armando Armando.

Biedma,C., D´Alfonso P. (1960): El lenguaje del dibujo. Buenos Aires, Ed. Kapeluz. Boccato. A., Irai. C., Rodrigues, D. (2010). Precisão entre juízes na avaliação dos aspectos

formais  do  teste  de  Wartegg  Aletheia,  núm.  31,  enero-abril,  2010,  pp.  54-65.

Universidade Luterana do Brasil.

Disponible en http://www.redalyc.org/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=115016959006

Boenisch R.  (1939),  The interrelation between  partial structures of  personality, Neue- Psychologische-Studien.

Bohm, E. (1969): Manuale di Psicodiagnostica Rorschach. [Manual de psico-diagnóstico

Rorschach]. Firenze: Giunti.

Bornstein, R. F. (2007). Toward a process-based framework for classifying personality tests: Comment on Meyer and Kurtz (2006). Journal of Personality Assessment, 89,202-207.

Burdick,  D.  (1983):  Toward  a  theory  of  construct  definition.  Journal  of  Educational Measurement, 20, pp. 305-316.

Buros,  O.  K.  (1959):  The  fifth  mental  measurements  yearbook.  (Anuario  Quinto  de medición mental). Highland Park: Gryphon Press.

Buytendijk, F. (1948): Algemene theorie dermenselijke houding en beweging. Utrecht: Spectrum.

Castrillón, D. (2004). Tiene el Wartegg Validez de constructo, contenido y predictiva. En: III Simposio internacional sobre evaluación psicológica. Colombia.

Ceccarelli, C. (1999): L’Uso degli Strumenti Psicodiagnostici (The use of psychodiagnostic methods). Societa Italiana di Psicologia dei Servizi Ospedalieri e Territoriali. http:www.sipsot.it. ( 31.5.2007).

Chung, C-H. 1998. Confirming test structure and measurement characteristics. En: Rasch measurement transactions. V12:1 p. 622-3.

Conselho Federal de Psicologia. (2003). Edital CFP N. 2 de 6.11.2003:Processo de avaliacao dos testes psicologicos. [Announcement CFP No.2, November 6, 2003: Assessment of psychological tests]. Retrieved September 12, 2007, from http://www.pol.org.br/servicos/pdf/editalcfp_testespsi_n2.pdf

Crisi, A. (1998): Manuale del Test di Wartegg [Test manual of the Wartegg test]. Roma: MaGi.

Crisi A. (1999 July): Some similitudes between the Evocative Character of the Wartegg Panels and that of the Rorschach Plates. (Algunas semejanzas entre el carácter evocador de    Wartegg y el Rorschach). Paper presented at the XVI meeting of the International   Society of Rorschach, Amsterdam, NL.

Crisi A. (2005): A new instrument for Selection and Career Guidance: the Wartegg test. (Un Nuevo instrumento para la selección y guía profesional: el test de Wartegg) Paper presented at the XVIII meeting of the International Society of Rorschach, Barcelona.

Crisi, A. (2007): Manuale del test di Wartegg. [ Manual del Test de Wartegg] Roma: E.S. Magi.

Crisi A., Shorey H.S. (2009): Comparing Projective Measures: a case study using the Wartegg and the Rorschach. [Comparación de las medidas proyectivas: estudios de casos usando el Wartegg y el Rorschach]. Poster presented at the Annual Meeting of the Society for Personality Assessment, Chicago, IL.

Cousins, B. 2007. Sampling. En: the international program for development evaluation training 2007. World Bank & Carleton university. Department of Psychology, (1963): University of Jywhkyla, Finland Scand. J. Psychol., 4, 149-160.

Diagnostikkommission des Schweizerischen Verbandes fu¨r Berufsberatung.(2004). Label des Wartegg Zeichentests [Ratification of the Wartegg Drawing Test]. Retrieved September 13, 2007, from http://www.testraum.ch/Serie%207/wzt.htm

ETS.  (2000).  ETS  Standards  for  quality  and  fairness.  Educational  Testing  Service.

Princeton: New Jersey.

Exner, J.E. (1986): “e Rorschach: A comprehensive system. Volume I. Basic foundations

(2nd ed.). New York: John Wiley & Sons, Inc.

Eysenck, H. (1947): Dimensions of personality. London: Routledge & Kegan Paul. Eysenk, H. (1952): The scientific study of personality. London: Routledge & Kegan Paul. Eysenck, H. (1956): Neurosis and psychosis: an experimental analysis. J. ment. Sci.,102,

517-529

Firenze: Ediz. Organizzazioni speciali, (1958): Reattivo di disegno per la diagnostica degli strati della personalita : manuale / adattamento italiano a cura del dott. Otto Roser del Volume Schichtdiagnostik, der Zeichentest (WZT) del Dr. E. Warteg. p.51.

Fisher, Jr. W. 1992. Reliability Statistics. Rasch Measurement Transactions, 6:3 p. 238

Fisseni, H.J. (2004). Lehrbuch der psychologischen Diagnostik. (3., überarbeitete und erweiterte Auflage) Göttingen: Hogrefe.

Fontana U. (1984): L’Uso del test di Wartegg nella pratica clinica (Using Wartegg’s test in

clinical work). Verona: CISERP.

Fontana U. (2005): Una tecnica da non dimenticare. Il WZT validato e allargato per il clinico di oggi. ([Una técnica para no olvidarla. El WZT validado y ampliado). Verona, Edizioni Quaderni ISRE.

Fowler, E. & Bramble, W. An analysis of personality data using Rasch measurement model. ERIC.

Frank,  L.  K.  (1939):  Projective  methods  for  the  study  of  personality.  Journal  of

Psychology, 8, 389–413.

Freitas A. (1993):Guia de aplicação e avaliação do teste de Wartegg. Casa do psicólogo São

Paulo.

Funkenstein, D., King,S. H. & Drolette,M. (1 958): The mastery of stress. Cambridge, Mass: Harvard Univ. Press.

García, M. y Magaz A. (2001): Cómo valorar tests psicométricos. Errores conceptuales y metodológicos en la evaluación psicoeducativa. Directores de los Programas Máster del Grupo ALBOR-COHS (www.gac.com.es). Grupo Psicología Lógica 2011. manuscrito no publicado, exclusivamente para distribución personal.

Gardziella M (1985): Wartegg-piirustustesti [The Wartegg drawing test]. Jyväskylä: Psykologien Kustannus O.Y.

González M., M. J. (2008). El análisis de reactivos en el modelo de Rasch. Manual Técnico A. Serie Medición y Metodología. México: Universidad de Sonora, Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Citado en http://redie.uabc.mx/vol13no2/contenido-martindiazetal.html

Gottschaldkt. K, (1956): Handlung und Ausdruck in der Psychologie der Personlichkeit.

Riv. Psicol., 4.

Glas,  C.  2010.  Preliminary  Manual  of  the  software  program  Multidimensional  Item

Response Theory – MIRT. University of Twente.

Grønnerød, J., & Grønnerød, C. (2011). The Wartegg Zeichen Test: A Literature Overview and  a  Meta-Analysis  of  Reliability  and  Validity.  Psychological  Assessment. Advance online publication. doi: 10.1037/a0026100

Guggenbühl,    B.   (2007):    Kompendium    zum    Wartegg-Zeichentest.    Übersicht    über theoretische Ansätze und Auswertungsmethoden und Neunormierungen. Speicher. Hochschule für Angewandte Psychologie HAP, Minervastrasse 30, Postfach, 8032

Zürich.

Guilford citado por Wright B. D. (1996) Reliability and Separation. Rasch Measurement

Transactions 9:4 p.

Hambleton, Swaminathan y Rogers, (1991) 37  Bejar, I.  (1983). Achievement Testing.

Recent advances. SAGE. Newbury Park. 38 Wright, 1994.

Hambleton, R. y Swaminathan, H. (1985): Item Response Theory: principles and applications. Kluwer. Boston.

Harrington, A. (1996): Reenchanted Science: Holism in German Culture from Wilhelm II

to Hitler. Princeton: Princeton University Press.

Himmelweith, H. T.& Petrie, A . (1951): The measurement of personality in children. An experimental investigation of neuroticism. Brit. J. educ. Psychol., 21, 9-29.

Hong, Sehee & Wong, Eunice. Rasch rating scale modeling of the Korean version of the

Beck depression inventory. Educational and psychological measurement.

Horn, M. & Lockot R. (2000): Anmerkung zu zwei Briefen von Sigmund Freud an Ehrig Wartegg (Comments on Ehrig Wartegg’s two letters to Sigmund Freud), in Bernhardt, H. & Lockot, R. (eds.): Mit Ohne Freud. Zur Geschichte der Psychoanalyse in Ostdeutschland (With Without Freud. The history of psychoanalysis in Eastern Germany), 112-117. Giessen: Psychosozial-Verlag.

Iacobucci, D. y Duhacheck, A, 2003. Advancing Alpha: measuring reliability with confidence. Journal of consumer psychology. 13 (4). Pp 478 – 487)

Jungo, D. (2004). Label des Wartegg-Zeichentests. Diagnostikkommission SVB. www.testraum.ch.

Kfouri, N. J. (1999): Wartegg: Da Teoria à Prática [Wartegg: theory and practice]. São

Paulo: Vetor Editora Psico-Pedagógica.

Klages, L. (1913): Ausdnrcksbewegung und Gestaltungskraft.Leipzig: Engelmann. Klauser M. B. (2006). Der Wartegg-Zeichentest. Unveröffentlichtes Arbeitsheft.

Kinget,  M.  (1952):  The  Drawing  Completion  Test.  A  projective  technique  for  the investigation of personality. New York. Grune & Stratton, Inc.

Linacre, J. (2006): A users guide to Winsteps. Chicago.

Linacre, JM. 1994. Sample Size and Item Calibration Stability. En: Rasch Measurmnet

Transactions, 7: 4. P. 328.

Linacre, J.  M.  (2011a)  Facets  computer program  for  many-facet Rasch  measurement, version 3.68.1. Beaverton, Oregon: Winsteps.com

Linacre, J.M. (2011b). Winsteps® (Version 3.73.0) [Computer Software]. Beaverton, Oregon: Winsteps.com. Retrieved January 1, 2011. Available from http://www.winsteps.com/

Linacre,  J.M.  (2012).  Winsteps®  (Version  3.74.0)  [Computer  Software].  Beaverton, Oregon: Winsteps.com. Retrieved January 1, 2012. Available from http://www.winsteps.com/

Linacre, J.M. (2012). A user’s guide to Winsteps Ministeps. Rasch model computer programs. Beaverton, Oregon Retrieved January 1, 2012. Available from http://www.winsteps.com/

Langeveld, M, (1981): Translated by G.Uildrinks, Utrecht, in The Columbus: Picture Analysis of Growth towards Maturity, 3rd, unchanged edition, Basel; New York: Karger,. ISBN 3-8055-2529-X

Lilienfeld, S. O., Gershon, J., Duke, M., Marino, L. & de Waal, F.  B. M.  (1999) A preliminary investigation of the construct of psychopathic personality (psychopathy) in chimpanzees (Pantroglodytes). Journal of Comparative Psychology 113:365–75. [aSDP].

Lilienfeld, S.O., Wood, J.M.. & Garb, H.N. (2000): The scientific status of projective techniques. Psychological Science in the Public Interest 1(2), 27-66.

Linacre, J.  2002.  Optimizing Rating Scale  Category Effectiveness. Journal of  applied measurement.

Lockot, R. (2000): Ehrig Warteggs Selbstverwirklichung in der Andeutung. [A look at Ehrig Wartegg’s selfactualization], in Bernhardt, H. & Lockot, R. (eds.): Mit Ohne Freud. Zur Geschichte der Psychoanalyse in Ostdeutschland [With Without Freud. The       history   of   psychoanalysis   in   Eastern   Germany],   118-127.   Giessen: Psychosozial-Verlag.

Lopez W.A. (1995) Rating scales and shared meaning. Rasch Measurement Transactions,

9(2), p.434.

López, M. et, Al. (1973); Test Wartegg – López Miral – Gómez Pinilla; Editorial Cono Sur, Montevideo.

López,   L.   (2007):   Caracterización  del   desarrollo  psicoafectivo  en   niños   y   niñas escolarizados entre 6 y 12 años de edad de estrato socioeconómico bajo de la ciudad de Barranquilla. Psicología desde el Caribe. Universidad del Norte. Nº 19: 110-153,

2007.

Lossen, H., Schott, G. (1975): Wartegg: análisis del processo percettivo. (Análisis del proceso perceptivo). Torino, Centro Salesiano di Orientamento.

Lossen, H. & Schott, G. (1952): Wartegg-Zeichentest Gestaltung und Verlaufsdynamik

[Configuration and sequence dynamics]. Biel: Institut für Psycho-Hygiene.

Mattlar, C.E. (2005a): An overview of the Wartegg Zeichentest (WZT), the structure and use thereof, and of research supporting its utility. Una visión general del Wartegg

Zeichentest (WZT), la estructura y uso de este, y de la investigación sobre su utilidad.

Paper presented at the XVIII ISR Congress, Barcellona.

Mattlar, C.E. (2005b): Interpretative use of the Rorschach Comprehensive system when analysing the Wartegg. (Uso interpretativo del sistema comprensivo de Rorschach cuando se analiza el Wartegg). Paper presented at the XVIII ISR Congress, Barcellona.

Mendez, D. (2008): Características psicoafectivas en mujeres diagnosticadas con cáncer de mama entre los 40 y 50 años de edad. Memorias del 13er Congreso Colombiano de psicología. Colombia.

Meyer, G. & Archer, R. (2001): The hard science of Rorschach research: what do we know and where do we go? Psychological Assessment 13(4), 486- 502.

Meyer, G. & Kurtz, J. (2006): Advancing Personality Assessment Terminology: Time to Retire “Objective” and “Projective” As Personality Test Descriptors. In Journal Of Personality Assessment, 87(3), 223–225

McClellandd, C. (1958): The measurement of motivation. In J. Atkinson (E d.), Motives in fantasy, action and society. New York: Nostrand. Pp. 1-30.

Montero, I. y León, O.G. (2007). A guide for naming research studies in Psychology.

International Journal of Clinical and Health Psychology, Vol. 7, No. 3, pp. 847-862

Mira, E. (1951): Psychodiagnostique myokinkique. Paris: Presses Univ. France.

Noronha, A. P. P. (2002). Os problemas mais graves e mais frequentes no uso dos testes psicologicos [The worst and the most common problems in the use of the psychological tests]. Psicologıa: Reflexao e Crıtica, 15, 135–142. doi:10.1590/S0102-79722002000100015

O.  S.  Organizzazioni  Speciali,  (1990):  Universita  degli  Studi  di  Padova.  Biblioteca

Interdipartimentale di Psicologia. Firenze

Pardo, C. (1998a). Psicometría. Bogotá, ICFES

Pardo, C. (1998b). Modelo de Rasch: una aproximación conceptual. Presentación realizada en el Taller de formación en psicometría, UNESCO / OREALC. Santiago de Chile.

Pardo,  C.  (2009)  Análisis  e  interpretación de  la  confiabilidad en  pruebas  educativas.

Universidad Católica Silva Henríquez, Santiago, Chile.

Pardo, C. (2009). Procesamiento de datos. En: Reporte técnico SERCE. Los aprendizajes de los estudiantes de América Latina y el Caribe. Santiago, UNESCO.

Pereira, F.M., Primi, R. & Cobero, C. (2003): Validade de testes utilizados em selecao de pessoal segundo recrudadores [Validity of personnel selection tests according to professionals]. Psicologia: Teoria e Pratica 5(2), 83-98

Perilla, L. (2009): Evaluación del liderazgo por competencias en los estudiantes de administración de empresas. Universidad Externado de Colombia.

Petzold, H. (1991): Der Wartegg-Zeichentest (WZT). Einführung und Auswertungsrichtlinien (The Wartegg drawing test (WZT), application and interpretation). Berlin: Self-published.

Pfeiffer, W. (1951). Der Zeichentest nach Wartegg in der psychiatrischen Diagnostik (unter besonderer Beriicksichtigung der Reizverarbeitung). Auszugsweise vorgetragen auf der Tagung der Neurol.-Psychiatr. Gesellschaft am 25.11. 1950 in Rostock.

Primi, R., Miguel, F. K., Couto, G., & Muniz, M. (2007). Precisão de avaliadores na avaliação da criatividade por meio da produção de metáforas. Psico-USF, 12(2),

197-210.

Puente. M., Viñals, F. 2010. Grafología y Ciencia. Validación de ciento cincuenta tesis doctorales. Editoral UOC. España. ISBN978-84-9788-929-2.

Renner, M. (1953). Der Wartegg-Zeichentest im Dienste der Erziehungsberatung:Nach der Auswertung von Vetter [The Wartegg Drawing Test in the service of educational counseling]. Munich, Germany: Ernst Reinhardt Verlag.

Richter, H. (1956): Zur Theorie und Phanomenologie der Ausdruckserscheinungen.

Z.Psychol. I59, 280-306.

Richter, H. (1957): Zum Problem der ideomotorischen Phanomene. Z.Psychol., 161, 161-

254.

Rodríguez, C. (2007): Evaluación de la personalidad y sus trastornos a través de los métodos proyectivos o pruebas basadas en la actuación (Performance-based). Clínica y Salud v.18 n.3 Madrid.

Roivainen, E. & Ruuska P. (2005): The use of projective drawings to assess alexithymia: the validity of the Wartegg test. European Journal of Psychological Assessment 21 (3), 199-201.

Roivainen, E. (2006): Ehrig Wartegg ja Wartegg-testin varhaisvaiheet. [Ehrig Wartegg and

the early history of Wartegg’s drawing test]. Psykologia 41(4), 260-268.

Rollett, B. (2003): Projektive Verfahren (projective technique). In K.D. Kubinger & R.S.

Jager  (Eds.),  Schlusselbegriffe  der  Psychologischen  Diagnostik  (Keynotes  to psychological assessment) pp. 340-348. Weinheim: Beltz & PVU.

Rojas, M., Manríquez, G., Gatica, Y. (2004): Curso de UML Multiplataforma Adaptativo basado en la Teoría de Respuesta al Ítem. Revista Ingeniería Informática, Edición Número  10,  Agosto  2004.  Carrera  Ingeniería  en  Computación  e  Informática. Instituto Profesional Dr. Virginio Gómez. Universidad de Concepción. Chile. En: http://www.inf.udec.cl/revista

Rosenthal, V. (2004): Microgenesis, immediate experience and visual processes in reading, in  Carsetti,  Arturo  (ed.):  Seeing,  “inking  and  Knowing.  Meaning  and  Self- organization in Visual Cognition an “ought. Dordrecht, !e Netherlands: Kluwer Academic Publishers.

Ross, KN. 2005. Sample design for educational survey research. UNESCO, International institute for educational planning.

Sacher H. (1954): The Characterological Intelligence Test; test manual, Ed. Stuttgart. Sánchez, O. (2010): Test de Dibujos a Completar. Serproint S.A.S. Publicación privada. Sander, F. (1930): Structures, totality of experience, and gestalt, in C. Murchinson (Ed.):

Psychologies of 1930. Worcester, MA.: Clark University Press.

Schaipp,  Chr.  &  Plaum,  E.  (1995).  „Projektive  Techniken“:  Unseriöse  „Tests“  oder

wertvolle qualitative Methoden? Bonn: Deutscher Psychologen Verlag GmbH.

Seitz J. (2003). Der Wartegg-Zeichen-Test in der Berufsberatung. Unveröffentlichtes Kompendium zum Wartegg-Zeichentest. Symonds, Percival. Ph.D. Professor of Education Columbia University, New York, N.Y.

Serproint S.A.S. (2010): Seminario sobre el Test de Completamiento de Dibujos Wartegg

16 Campos. Documento privado.

Scalpellini C. (1962): Diagnosi di personalità col reattivo di realizzazione grafica. Dal reattivo del disegno di E. Wartegg (W.Z.T), Contributi dell’Istituto di Psicologia dell’Università  Cattolica  del  Sacro  Cuore  in  Falcone  A.,Grasso  M.,  Pinkus  L. (1986), Presupposti teorici per l’uso clinico del Test di Wartegg, O.S. di Firenze.

Scarpellini, C. (1962): Diagnosi di personalità col reattivo di realizzazione grafica. Dal reattivo  di  disegno  di  E.  Wartegg  (Personality  assessment  by  drawings.  On Wartegg’s drawing test). Contributi dell’Istituto di Psicologia, Universita Cattolica del Sacro Cuore, XX, 1-82, 1962.

Sehringer,    W.    (1964):    Zeichnerische     Gestaltungsverfahren,    in     Heiss,    R.    (ed): Psychologische Diagnostik. Handbuch der Psychologie, Bd. 6, 706-743. Göttingen: Hogrefe.

Souza, C.V., Primi, R. & Koich, M. (2007): Validade do Teste Wartegg: correlação com

16PF, BPR-5 e desempenho profissional [Wartegg Test validity: correlation with the 16PF, BPR-5 and job performance]. Avaliação psicológica, 6(1), 39-49.

Takala,M. (1963):  Studies  of  psychomotor  personality tests  I.  Ann.  Acad.  Sci.  Fenn.

B.81.2.

Takala, M. (1964): Studies of the Wartegg Drawing Completion Test. Annales Academiae

Scientiarum Fennicae, B 131, 1-112.

Takala, M & Hakkarainen. (1953): U ber Faktorenstruktur und Validitat des Wartegg- Zeichentests. Ann. Acad. Sci. Fenn. B. 81.1

Takala, M. & Hakkarainen M.(1953): Über Faktorenstruktur und Validität des Wartegg- Zeichentests (On the factor structure and validity of the Wartegg-Drawing test). Annales Academiae Scientiarum Fennicae, B 81, 95-122.

Tamminen,  S.  &  Lindeman,  M.  (2000):  Wartegg-luotettava  persoonallisuustesti vaimaagista ajattelua ? (Wartegg – A valid personality test or magical thinking). Psykologia 35(4), 325-331.

Thorndike, R. (1999): IRT and intelligence testing: past present and future. En: Embretson, S. y Hershberger, S. 1999. The New Rules of Measurement. New Jersey. University of Kansas.

Tristán L. A. (2001). Análisis de Rasch para todos: una guía simplificada para evaluadores educativos. México: Centro Nacional de Evaluación. Citado en http://redie.uabc.mx/vol13no2/contenido-martindiazetal.html

Van Kolck, O. L. (1984). Testes projetivos gráficos no diagnóstico psicológico. São Paulo: EPU.

Vetter A. (1948): The “Apperception Test.”, Grenzgebiete-Medizin.

Vetter A. (1954): The Interpretation Test; a diagnostic aid for psychological counseling, Ed. Stuttgart.

Vidor,   M.(1931):    Was    ist    Musikalität?    [What    is    musical    talent].   Arbeiten    zur

Entwicklungspsychologie, 11. München: Beck.

Villemor-Amaral, A. E. (2006). Desafios para a cientificidade das técnicas projetivas. Em: A. P. P. Noronha, A. A. A. Santos & F. F. Sisto (Orgs.), Facetas do fazer em avaliação psicológica (pp.163-171). São Paulo: Vetor.

Wartegg,   E.    (1939).    Gestaltung   und    Charakter:    Ausdrucksdeutung   zeichnerischer Gestaltung und Entwurf einer charakterologischen Typologie [Form and character: Interpretation of expression from drawings and an outline of a characterological typology]. Leipzig, Germany: Verlag von Johann Ambrosius Barth.

Wartegg, E. (1952): Schichtdiagnostik-Der Zeichentest (WZT) [Differential diagnostics- The Drawing test (WZT)]. Göttingen: Hogrefe.

Wartegg, E. (2000): ”Zeichen der Zeit”. Leben und Forschung eines Psychodiagnostikers. (Signs of the times. The life and research of a psychodiagnostician). An unpublished manuscript from 1977, in Bernhardt, H. & Lockot, R. (eds.): Mit Ohne Freud. Zur Geschichte der Psychoanalyse in Ostdeutschland (With Without Freud. The history of psychoanalysis in Eastern Germany), 95-111. Giessen: Psychosozial-Verlag.

Wiesner, C. (2007): Determinantes psicológicos, clínicos y sociales del diagnóstico temprano del cáncer de mama en Bogotá, Colombia. Grupo Salud y Sociedad. Centro de Investigaciones sobre Dinámica Social, Universidad Externado de Colombia, Bogotá, Colombia. Correo electrónico: cwiesner@cancer.gov.co

Weiss,  D.  y  Yoes,  M.  (1994):  Item  Reponse  Theory.  En:  Hambleton,  R.  y  Zaal,  J.

Advances in educational and psychological testing. Boston.

Wilhelm, R. (1924): I Ging. Das Buch der Wandlungen [I Ching. The book of changes].

Jena: Diederichs.

Wright, B. y Mead, R. (1977): Calibrating items and scales with the Rasch model. Research memorandum # 23. University of Chicago.

Wright, B. 1998. Model selection: Rating Scale or Partial Credit? Rasch Measuremente

Transactios, vol: 12

Zanovello Anselmi E. (1959): Valore predittivo dei reattivi attitudinali e valore predittivo dei reattivi caratterologici in orientamento professionale , Bollettino di Psicologia Applicata in Zanovello Anselmi E. (1972), Il reattivo del disegno , O.S. di Firenze.

Zöllner, U. (2006): Persönlichkeitsdiagnostik mit dem Sterne-Wellen-Test. München: Ernst

Reinhardt, GmbH & Co KG, Verlag.

Zabaraín, S. (2009): Implicaciones del Bullyng o maltrato entre pares en el desarrollo psicoafectivo de niños y niñas en etapa de latencia. Psicogente, 12 (22): pp. 407-

421. Diciembre, 2009. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN

0124-0137 EISSN 2027-212X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s